Según una investigación publicada en 2015, comer almendras como bocadillo a media mañana puede hacer que una persona tenga una sensación de saciedad, lo que evita el incremento neto de ingesta de calorías en el día. Lo anterior se debe principalmente al perfil nutricional de las almendras, pues son bajas en carbohidratos, pero altas en proteínas, grasas saludables y fibra.
Sentirse lleno puede ayudar a las personas a perder peso, ya que estarán menos tentadas a buscar más bocadillos.
¡Así que la próxima vez que sientas antojo, no dudes en consumir almendras y mantente saludable!

Ir arriba